Buscar
  • Mónica Peláez

Mujer y conciliación laboral

Actualizado: may 7

Aprovechando que esta semana fue la celebración del día del trabajo y del día de la madre, queríamos plantear una pequeña reflexión en cuanto a conciliación en forma resiliente y de cambio transformador para todos aquellos que se encuentran emprendiendo, que puedan crear desde cero su política de contratación, incluyendo, flexibilidad, diversidad, paridad e inclusión laboral, porque es desde esas políticas y practicas de RSC, que debemos concebir empresas con más responsabilidad social para continuar con ese cambio sostenible.


Resiliencia: Capacidad de un ecosistema de absorber perturbaciones y reorganizarse.



Muchos estudios demuestran que la participación de las mujeres en la economía contribuye a la erradicación de la pobreza y al crecimiento inclusivo, en concordancia con dos de los ODS (objetivos de sostenibilidad) 1. Fin de la pobreza y el 5. Igualdad de genero. Según un informe del McKinsey Global Institute, si las mujeres tuvieran la misma participación y el mismo sueldo por trabajo equivalente a los hombres en los mercados de todo el mundo, para 2025 se podrían agregar cada año hasta 28 billones de dólares (o 26 %) al PIB global. Lo que indica que la participación de ellas en el ámbito económico juega un papel fundamental para el crecimiento mundial.


En Colombia, por ejemplo, muchas de las mujeres cabeza de familia, adquieren sus ingresos de manera informal, según un estudio en septiembre de 2020, casi el 55% de ellas aportaba mayoritariamente los recursos económicos en su hogar y el 75% eran reconocidas como la cabeza de familia. Además, ocho de cada diez mujeres encuestadas de entre 18 a 45 años tenían a cargo responsabilidades de cuidado de bebés, niños o adolescentes.


INCLUSIÓN / OPORTUNIDAD / EMPODERARAMIENTO


La crisis generada por la pandemia, ha impactado negativamente en la ocupación y en las condiciones laborales de las mujeres en América Latina y el Caribe, generando un retroceso de más de una década en los avances logrados en materia de participación laboral, según revela la Comisión para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (CEPAL).




En paralelo a estas estadísticas de América Latina, encontramos opiniones aparentemente opuestas en Europa: el 44 por ciento de los europeos piensan que el papel más importante de la mujer es cuidar de la casa y la familia. Y no se trata de una opinión exclusivamente masculina. Lo creen el 44 por ciento de las mujeres y el 43 por ciento de los hombres. El mismo porcentaje estima que el papel más importante del hombre es ganar dinero.


¿Entonces cómo podemos apoyar a las mujeres y darles más oportunidades? ¿Cómo hacer que puedan, e condiciones de igualdad, que tanto mujeres como hombres puedan compatibilizar trabajo y familia?


Desde mi experiencia personal afronté la conciliación con el apoyo de mi pareja y tuve la ventaja de contar con una cierta flexibilidad de tiempo y no sufrir una excesiva presión económicas. Sin duda, estos factores te ayudan a reflexionar y asumir cuestiones de forma más relajada, priorizar lo que es trascendental para tu vida y asumir la maternidad como un proyecto de disfrute y del cual me siento muy agradecida. Pero a pesar de haberlo disfrutado esta vivencia, como mujer que soy, descubrí que existían muchos momentos de déficit personal, que solo se compensan cuando tu mente se encuentra en estado de tranquilidad y Balance. Por este motivo y en base a esta reflexión, surge Alkaravan Design Well House, para poder incorporar a nuestras vidas que el entorno de tu hogar trabaje para ti de forma saludable, sostenible y resiliente. Ofrecer momentos de calma para ti que te ayudarán a reconectar, a implementar, a realizar un re-start vital en tu día a día, y a conectar con la naturaleza.


LA CONCILIACIÓN DEBE CRECER JUNTO A LAS POLÍTICAS LABORALES Y DE EDUCACION.



Es fundamental que desde todos los sectores y estamentos ayuden y apoyen todos estos procesos, pero no solo en el enfoque de mejora en la conciliación, sino empoderar a la mujer desde su feminidad para que sea más creativa, más protagonista. Debemos implementar estos objetivos mediante cambios en materia laboral, conseguir una mayor flexibilidad temporal y espacial con herramientas como el teletrabajo, tan vigente en la actualidad, pero que necesita una ponderación equilibrada con el tiempo de calidad que pasan con sus hijos ahora en sus hogares. Modificar temas de maternidad, implementar guarderías en lugares de trabajo, promocionar sin estereotipar, facilitar el tiempo para estudiar, que exista un avance y un progreso en el desarrollo de la mujer, que se tenga un tiempo lúdico y de disfrute y lo más importante, dejar de avaluar la cantidad de tiempo en el trabajo y evaluar más por los objetivos.

Las políticas laborales en recursos humanos deben cobrar más protagonismo. Es deseable un enfoque que enriquezcan no solo al trabajador en su proyección profesional y académica, sino en paralelo, apoyar a su familia en procesos de desarrollo, así tendremos trabajadores mas comprometidos con la empresa, que se traducirán en mejor productividad y compromiso.



La demanda extrema de la digitalización y el síndrome de la superwomen, genera ecosistemas personales que debemos cambiar, por nuestra propia salud mental.



Resulta evidente que los tiempos cambian, y las generaciones Z o Post Millennials ya no están dispuestas, como lo hicieron nuestros padres y abuelos, a jubilarse en la misma empresa, después de 50 años de entrega incondicional. Las expectativas y estilos de vida que tienen son muy distintos, el cuidarse de manera sana y sostenible es prioridad, junto a la práctica del deporte, sin olvidar que los entornos conectados con la naturaleza son más demandados por ellos. Esto ha llevado a las empresas y sus departamentos de recursos humanos a revisar sus ofertas, más allá del salario, para atraer y retener el talento humano. Es lo que hoy se llama salario emocional, aquello que no necesariamente ves cada mes en la nomina, pero que hace parte de un paquete de beneficios que mejoran la calidad de vida de los empleados.


El verdadero reto en el futuro inmediato, y que se convertirá en una evidente demanda social, pasa por la inclusión activa de genero. la verdadera transformación social que se avecina, verdadera revolución ideológica del futuro inmediato, consistirá necesariamente en alcanzar esa paridad de la mujer en todos los ámbitos de la vida. La mujer alcanzará una posición nuclearizaste en la sociedad, el mundo laboral y en las familias y, sin duda, generarán un modo de vida más equilibrado y balanceado, más sostenible y justo.


Debemos conciliar mejor y apoyar cualquier estrategia que mejore nuestra propia ecología humana y esta debe ser una lucha de toda la sociedad porque, en definitiva, la igualdad nos beneficiará a todos.


21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo