Buscar
  • Mónica Peláez

Sostenibilidad y agua en el planeta. ¡A un abrir y cerrar del grifo!

Actualizado: 29 de nov de 2020

¿Recuerdan la película, El niño que domo el viento?, para los que no la hayan visto es una historia que retrata las dificultades y hambruna por las que William Kamkwamba (Maxwell Simba), un niño de 13 años que padece junto a su familia en Wimbe, la escases del agua en un pueblo dedicado a la agricultura en la República de Malaui. William, con su creatividad y perspicacia, consiguió que el viento trajera agua al pueblo; utilizando materiales reciclados, el cuadro de la bicicleta de su padre y unos tubos de plásticos, genero la estructura para que el molino pudiera generar la suficiente energía para bombear agua del pozo local y así poder tener irrigación para los cultivos del pueblo.



Esta historia se repite en muchos pueblos del mundo y es lamentable pensar que con el tipo de sociedad de que disponemos, no hemos sido capaces, tecnológica y socialmente hablando, de poder facilitar el acceso a ese elemento tan esencial como es el agua. En la actualidad hay mas de 1.200 millones de personas sin poder acceder a ella, de las cuales muchas no tienen acceso a una fuente de agua potable, saludable y segura. ¿Son cifras alarmantes no? Y que nos debe poner a pensar que somos unos privilegiados.


Dificultad en el acceso a un bien tan preciado

¿Y qué es lo que realmente dificulta el acceso a ella? Desde la contaminación de las reservas acuíferas, continuando por la sequia debido al cambio climático o el uso descontrolado del agua, tanto a gran escala, en las fábricas, como a pequeña escala en nuestras propias casas, en algunas ocasiones malgastamos el agua y no recordamos que es un recurso escaso.

No debemos olvidar que el uso medio de agua por persona/día es de 200 a 300 litros en la mayoría de los países europeos, frente a los menos de 10 litros en otros en vías de desarrollo. Según los datos del World Resources Institute (WRI)

Es irónico que los habitantes de suburbios de Yakarta, Manila y Nairobi pagan de 5 a 10 veces más por el agua que aquellos que viven en Londres o Nueva York.


Embotellar con vidrio

Este recurso es un bien tan necesario que en la actualidad es un negocio rentable: represas, canales de irrigación, tecnologías de purificación y de desalinización, sistemas de alcantarillado y tratamientos de aguas residuales y el más importante, el embotellamiento del agua a día de hoy, es un negocio que supera en ganancias a la industria farmacéutica.


“Somos el 70% agua en nuestro cuerpo.”



Desde Alkaravan queremos impulsar esa conciencia y partiendo de esa sensación de afortunados, generar dinámicas y actividades que lleven a su ahorro, su reutilización y ser un poco más críticos, porqué tenemos agua en nuestra mesa a un click, pero que tipo de agua estamos bebiendo?. Esa sería una pregunta para responder en otro artículo, por ahora solo te dejamos disfrutar de un trago de agua y de nuestro tips para qué puedas ahorrar de este bien tan finito.


1. Instala reductores de caudal. Estos aparatos ayudan a reducir el agua que sale mediante filtros. La OCU ( Organización de consumidores y usuarios de España) cifra entre un 18% y un 47% el ahorro de consumo como media, aunque puede llegar al 79% en determinados casos. Otras alternativas son difusores en la ducha o aireadores de agua en los grifos. Los Aireadores o perlizadores son dispositivos que mezclan aire con el agua, incluso si la presión es baja. Las gotas de agua salen en forma de perlas y dan la sensación de que el chorro es abundante.


2. Utiliza el lavavajillas sólo cuando esté completamente lleno con un programa economizador del agua.

3. Pon ollas y sartenes a remojo. Será más fácil fregarlas y gastarás menos agua al hacerlo

4. Lava las frutas y verduras en un recipiente y no bajo el grifo abierto. Para descongelar los alimentos puedes hacer lo mismo y utiliza esta agua para regar las plantas.

5. Cierra el grifo mientras te afeitas o te lavas los dientes.

6. Regula la cisterna del inodoro. Este es uno de los trucos clásicos para gastar menos agua.

7. Dúchate en lugar de bañarte


Cuando nos bañamos gastamos aproximadamente 150 litros de agua la ducha son 30 litros. La cisterna del baño son 10 litros. Limpiar l casa son 15 litros, Usar la lavadora son 200 litros recomendación electrodomésticos A+++ de ahorro, Lavavajillas 150 litros, lavar la vajilla a mano 10 litros por persona, lavarse las manos 1,5 litros, cocer alimentos 1 litro por persona.


Los pequeños detalles suman para conseguir los grandes cambios!.


Fuentes

OCU (organización del consumidor y el usuario en España)

Ministerio del medio ambiente

ONU ( Organización de las Naciones Unidas)


3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo